¿Usas bien el aire acondicionado de tu coche?

¿Usas bien el aire acondicionado de tu coche?
Comparte si te ha gustadoShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

En estos días de tanto calor, nuestro coche se convierte en un auténtico horno –máxime si lo tenemos aparcado en la calle–, en el que hasta da miedo entrar. Tiramos, a la mínima, del aire acondicionado. Pero, ¿estás seguro de que lo sabes usar?

Agosto, playa, calor abrasador… Volvemos al coche y tememos abrasarnos. Lo que nos pide el cuerpo es bajar ventanillas y tirar de aire acondicionado, a la mínima temperatura y a tope de potencia, todo a la vez, esperando a que se enfríe. Esta práctica habitual, sin embargo, nos puede salir muy cara al bolsillo –pues estaremos disparando el consumo una barbaridad– y a la salud –pues así vienen los famosos catarros provocados por el aire acondicionado–. ¿Cuál es, entonces, el uso correcto de este maravilloso invento para el verano? Te lo explicamos punto por punto

1. Ventila el coche, en parado.  Antes de subir al coche, quédate fuera un rato, mantén las ventanillas abiertas para que el calor asfixiante agolpado en su interior se vaya mezclando con el aire de la calle. Si puedes abrir las puertas –por ejemplo, en un aparcamiento de la playa, o de un camping– hazlo también.

2.- Primero, ventanillas bajadas. Cuando veas que la temperatura del coche ya es “soportable”, súbete y circula los primeros kilómetros con las ventanillas bajadas, sin el aire acondicionado. Si vas por ciudad, muchas veces es preferible este sistema en todo el trayecto, salvo que el aire exterior sea tan irrespirable que no te quede otro remedio que poner el aire acondicionado. Si vas por carretera, ten en cuenta que a partir, más o menos, de los 70 kms/hora, es cuando ya no resulta aconsejable circular con las ventanillas bajadas.

3.-Activa el aire acondicionado. Cuando hayas adquirido una velocidad de 70 kms/h, sube las ventanillas y sólo entonces pon en marcha el aire acondicionado, pero nunca “a tope”. Si tienes climatizador programable, ponlo entre 20 y 23 grados, aunque “te pida el cuerpo” ponerlo a 18 o incluso a menos. Si es de los de “rueda”, ponlo moderado. De esta forma, se enfriará progresivamente, a una temperatura agradable, y eliminas el riesgo de catarro y de sufrir un golpe de calor cuando bajes del coche. Ten en cuenta que cada grado que baje de 25 incrementa el consumo de tu vehículo hasta un 8%.

4.-Nunca “hacia la cara”. Es toda una tentación cuando estás asfixiado y te cae el sudor por la frente, pero si orientas el chorro de aire hacia tu cara, nunca vas a enfriar el habitáculo y, además, es posible que en dos días estés en cama con una faringitis de cuidado. Lo más recomendable es orientar el chorro hacia la luneta delantera, pues así se reparte por todo el interior.

5.-Mantelo activo. El aire acondicionado es un sistema complejo que no debe estar sin funcionar todos los meses de invierno. Es aconsejable que, al menos una vez al mes, lo enciendas un par de minutos para que el sistema se mantenga óptimo.

6.-Revísalo siempre antes de empezar el verano. Y no lo revises tú, siempre, mejor, ponte en manos de profesionales, en un taller. Además de estas revisiones anuales, acércate al taller también si aparecen fallos como lentitud en el tiempo que tarda en bajar la temperatura, olor desagradable al conectarlo, concentración de vaho en los cristales, o apenas sale chorro de aire.

 

¡Aprende a disfrutar de tu coche en el verano!

 

 

Comparte si te ha gustadoShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deje su comentario

Comentario (obligatorio)

Usted puede usar estos tags HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (obligatorio)
Email (obligatorio)

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.