¿Son seguros los rallyes?

¿Son seguros los rallyes?
Comparte si te ha gustadoShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

El trágico accidente del Rallye de A Coruña ha abierto un debate sobre si la seguridad en estos eventos deportivos es suficiente o debería incrementarse. Desde el Grupo Recalvi hemos hablado con un experto que lo tiene claro: se trató de un desafortunado accidente, en unas circunstancias casi imposibles de que se produjera…

“El motor es un deporte que tiene un riesgo mayor que otros, y es totalmente imposible reducirlo a cero, por más que se minimice. (…) Lo de Carral fue un trágico accidente, en una zona que no es peligrosa, pero se dieron un cúmulo de circunstancias que provocaron esta desgracia… Es una zona en la que yo, que estuve en este rallye, me hubiera puesto”. Así de contundente nos habla Miguel Álvarez, actualmente periodista deportivo especializado en automovilismo, mundo en el que se inició con 14 años y lleva nada menos que 47, como piloto, organizador, comisario…

Desde su punto de vista, las medidas de seguridad eran las adecuadas y las correctas. De hecho, la Federación Gallega de Automovilismo dejó claro, a través de un comunicado, su defensa a la organización del Rallye de A Coruña, por cumplir con todas las medidas de seguridad de obligado cumplimiento, que no impiden que en ocasiones “se den situaciones imprevisibles” que pueden acabar trágicamente.

Deporte de riesgo ¿desconocido?

En este aspecto es en el que más hincapié hace Álvarez. “Hay quien se cree que está yendo a ver correr los toros, y no, son coches, son máquinas que pueden fallar… A veces hay una mínima parte de los espectadores que no se comporta como debiera, y hace lo que no debe”, comenta, aclarando que, evidentemente, no fue lo sucedido en Carral. Lo que pasa, además, a juicio de este especialista, es que hay “muchísima desinformación” respecto a este deporte y a cómo se desarrolla. “Son muchos kilómetros, los presupuestos son mínimos, … No se puede vallar todo, se hace en las zonas de peligro… Y los espectadores también deben  saber dónde están, no pueden pedir a la organización que encierre al público. Si un tío salta a la carretera, ¿qué haces?”, comenta Miguel Álvarez.

Aunque la seguridad plena no va a existir nunca, y se está minimizando mucho la posibilidad de que se produzca un accidente, siempre existirá un factor de riesgo. Por mucha señalización que se ponga, siempre puede haber personas que la ignoren. Aunque Álvarez recalca una y otra vez que no fue el caso de A Coruña, donde el tramo no era especialmente peligroso, y no hubo ninguna imprudencia por parte de los espectadores.

¿Más medidas de seguridad? El experto consultado por Recalvi entiende que fue un “desgraciado accidente”, como hay “ahogados en las piscinas”… Aunque sí apunta que debería haber un mayor involucramiento de las administraciones y deja entrever que los espectadores del fútbol están más protegidos que los de un rallye, “pese a que un Depor-Celta mueve veinte mil personas, y un rallye como el de A Coruña, llega a las cien mil”.

Para remarcar que se trata de un deporte de riesgo, pone como ejemplo el conocido París-Dakar, que, a lo largo de su historia, se ha cobrado “más de medio centenar de vidas”, incluidos espectadores. Y, por supuesto, rechaza totalmente la prohibición de este tipo de competiciones.

¿Qué medidas de seguridad hay ahora?

La organización de los rallyes tiene la obligación de analizar el trazado completo e identificar los tramos e riesgo, como pueden ser los cambios de rasante, saltos, curvas muy cerradas, curvas en “S” o curvas de media velocidad después de una recta rápida. Estos puntos se miden en una escala de 1 a 3, siendo 3 los más críticos y los que exigen más medidas. Para los de categoría 1, basta con colocar comisarios y marcadores con cintas para los espectadores. Los tramos de categoría 2, o riesgo medio, deben presentar señales de peligro y zonas de acceso prohibido correctamente señalizadas y es aconsejable que haya presencia policial. Y, por último, las de categoría 3, consideradas muy peligrosas, deben señalizarse como zonas prohibidas, excepto lugares que estén muy elevados. Estas zonas prohibidas deben estar señalizadas en rojo y con carteles, con los metros, e incluso si es posible separar con cintas todo el tramo.

Por último, en los lugares permitidos para el público, es conveniente señalizar en amarillo o verde la zona delimitada para los espectadores, excepto que sea un lugar elevado, en que no es necesario.

El accidente, sin duda, nos ha dejado muy tocados en la familia Recalvi, pues no podemos olvidar que nuestro fundador y director general, Chema Rodríguez Llaneza, fue piloto de rallyes muchos años. Por eso, ante todo queremos, desde aquí, transmitir nuestro más sentido pésame a las familias de los fallecidos, y nuestra solidaridad y apoyo con el piloto, el copiloto y la organización del Rallye de A Coruña.

 

Comparte si te ha gustadoShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deje su comentario

Comentario (obligatorio)

Usted puede usar estos tags HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (obligatorio)
Email (obligatorio)

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.