¿Sabes cuándo cambiar los componentes de tu vehículo?

¿Sabes cuándo cambiar los componentes de tu vehículo?
Comparte si te ha gustado...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Sabes que la seguridad al volante depende en gran medida del mantenimiento que hagas a tu vehículo, pero, ¿estás seguro de saber cuándo debes cambiar los diferentes componentes de tu coche?

A la hora de llevar a cabo el mantenimiento de nuestro vehículo, sabemos que hay componentes que se desgastan con el uso y el paso del tiempo, y que deben ser cambiados de forma periódica. El correcto mantenimiento va a tener dos consecuencias muy importantes: la primera, prolongar la via útil de nuestro coche y, la segunda, y más importante, mejorar nuestra seguridad al volante, y, de paso, también nuestra comodidad.

Sin embargo, no siempre sabemos cuándo “toca” revisar o cambiar uno u otro elemento. Por ello, los principales fabricantes de recambios y accesorios, agrupados en «Elige Calidad, Elige Confianza», han recopilado aquellos componentes que deben ser cambiados y revisados, y cada cuánto es aconsejable hacerlo.

La lista completa os la detallamos a continuación:

  • Filtros del habitáculo. Los filtros del habitáculo deben cambiarse cada 15.000 kms o una vez al año. La consecuencia de no hacerlo puede traer posibles averías, al forzar el sistema de climatización.
  • Aire acondicionado. Debe revisarse cada dos años para comprobar su estado, para prevenir averías, que, además, son muy costosas. Un mantenimiento periódico del aire acondicionado previene, además, la pérdida de refrigerante y, en consecuencia, proteges así el medio ambiente.
  • Iluminación. Antes de cada viaje largo es recomendable comprobar el estado de las lámparas. Además, los fabricantes aconsejan cambiarlas cada 50.000 kilómetros o cada dos años.
  • Bujías y calentadores. Aunque en su vida útil influyen factores como el tipo de combustible o las condiciones de conducción, se estima que las bujías modernas deben cambiarse entre los 30.000 y los 60.000 kilómetros.
  • Freno de disco. Los fabricantes de componentes no dan una cifra exacta sobre cuándo debe hacerse el cambio de pastillas ni discos de freno, ya que depende mucho del vehículo, del uso que se le dé, y del tipo de conducción. No obstante, recomiendan controlar su desgaste cada 20.000 kilómetros. Es importante tener en cuenta, también, que las pastillas delanteras se desgastan el doble de rápido que las traseras.
  • Amortiguadores. Los amortiguadores  deben revisarse cada 20.000 kilómetros, y lo recomendable es cambiarlos entre los 65.000 y los 90.000. Además, el cambio debe hacerse siempre por completo o por ejes (de dos en dos).
  • Baterías. Una batería suele tener una vida útil de entre cuatro y cinco años. No obstante, influye en su duración factores como el tipo de conducción, el número de arranques, o la propia marca de la batería.
  • Rodamientos de rueda. Lo normal es que los rodamientos de la rueda duren toda la vida útil del coche (más de 500.000 kms.). Si hubiera algún elemento que deteriorara su estado, en el taller seguro que lo detectan.
  • Escobillas. Elemento muy importante para nuestra seguridad del que hemos hablado aquí en más de una ocasión: las escobillas deben cambiarse todos los años, preferiblemente en otoño. Los fabricantes coinciden en advertirlo.
  • Filtros de motor. Dentro de los filtros de motor, el de aire debe revisarse cada 10.000 kms. y cambiarse cada 20.000. El de aceite, con cada cambio de aceite (aproximadamente cada 15.000 kms). Y el de combustible, cada dos años o cada 40.000 kms (en los coches diesel) y cada 60.000 kms (en los de gasolina).
  • Gestión del motor. Los motores tienen una gran cantidad de sensores y actuadores que contribuyen a su correcto funcionamiento y son vitales para la seguridad en la conducción. En cada revisión de mantenimiento, el taller debe comprobar su estado.
  • Sistemas de dirección. Los amortiguadores y los neumáticos son los elementos más importantes para el correcto funcionamiento del sistema de dirección, por eso deben revisarse periódicamente, por parte de profesionales de tu taller de confianza.
  • Frenos de tambor. Según los fabricantes, un kit de freno trasero tiene una duración media de 80.000 kilómetros, aunque también recomiendan que se revise su estado cada 30.000, en tu taller de confianza.
  • Kit de distribución. La correa de distribución y demás elementos que interrelacionan con ella tienen una duración muy variable, según el tipo de vehículo. Los fabricantes recomiendan que se sustituya entre los 100.000 y los 120.000 kms.

Además, es muy importante, como destacan los fabricantes principales de componentes del vehículo, que se usen siempre repuestos de primeras marcas. Desde Recalvi, garantizamos la calidad de todos los recambios que distribuimos a los distintos canales de postventa de toda España.

Comparte si te ha gustado...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deje su comentario

Comentario (obligatorio)

Usted puede usar estos tags HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (obligatorio)
Email (obligatorio)