Consejos para no marearse en el coche

Consejos para no marearse en el coche
Comparte si te ha gustado...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

¿Eres de los que, cada vez que se sube a un coche para viajar, acaba mareándose? ¿Sabes que existen algunos trucos para poner fin a esa desagradable sensación? Vamos a explicarte por qué te mareas, y cómo puedes evitarlo.

Sin duda, marearse en el coche es una de las sensaciones más desagradables que se pueden experimentar. Quien lo ha vivido alguna vez, sabe de lo que hablamos. Y más ahora, en verano, donde hacemos viajes más largos y soportando temperaturas más altas. Sin embargo, hay ciertos hábitos y conductas que podrán ayudarte a no volver a sufrir esta experiencia.

Primero, vamos a explicarte por qué te mareas. La cinetosis, que es el nombre técnico que recibe esa sensación de mareo cuando viajas en cualquier medio de transporte, se produce porque tu cerebro recibe señales contradictorias: unas le indican que estás en movimiento, y otras que estás quieto. De esa forma, los sensores de equilibrio de nuestro cuerpo, que reciben la información del oído, la vista, y el sistema ósteomuscular, se vuelven un poco locos, y por eso se produce esa desagradable sensación: desorientación, náuseas e incluso vómitos.

Sabiendo esto, los consejos para evitarlo van todos en un mismo sentido: tratemos de darle a nuestro cerebro información de lo que estamos haciendo, es decir, que sepa que estamos en movimiento aunque nuestros músculos no lo estén.

Qué debes evitar si te mareas

Vamos a enumerarte, primero, aquellos comportamientos que debes evitar para no acabar mareándote cuando vas en el coche.

  1. Ni libros, ni móvil, ni tablet. ¿Verdad que cuando eres tú el que conduce es raro que te marees? Eso sucede porque tus ojos perciben movimiento. En cambio, vas de acompañante o en el asiento de atrás, y fijas la vista en un punto: un libro, tu móvil, una tablet… En ese momento, tus ojos perciben que estás quieto, lo que contradice las señales que, por ejemplo, tus oídos, perciben. El mareo está asegurado.
  2. Ni comidas copiosas, ni estómago vacío. El cerebro está comunicado directamente con el aparato digestivo a través del denominado vestíbulo espinal. Por eso estará más sensible si comes mucho, o si vas con hambre.
  3. Nada de alcohol. El alcohol ya, de por sí, afecta a nuestros sensores de equilibrio. Si a eso le sumas lo que hemos explicado sobre la información contradictoria que éstos reciben cuando viajas… El “cóctel” perfecto para marearte.

Qué debes hacer para no marearte

Una vez explicado lo que debes evitar, vamos a decirte lo que sí te ayudará a no marearte

  1. Vista al frente. ¿Te has fijado que los niños suelen ser los que más se marean? No es por la edad: es porque, normalmente, la visión que tienen es el asiento de delante. De nuevo, nos encontramos con la vista fija en un punto, que hace creer a nuestro cerebro que estamos quietos, cuando nuestros oídos le indican que estamos en movimiento. Trata de mirar al frente, mejor que a los lados, pues la vista en el sentido de la marcha proporciona a nuestro cerebro una información más completa de lo que estamos haciendo. Por eso mismo, evita sentarte en sentido contrario a la marcha (por ejemplo, en un tren).
  2. Aire fresco. ¿Recuerdas de pequeño el alivio de bajar la ventanilla cuando te mareabas? El calor es uno de los mayores enemigos de las personas que sufren cinetosis. Es importante que el coche esté ventilado, y no te prives de usar el aire acondicionado para evitar las altas temperaturas.
  3. ¡Distráete! Dale otra ocupación a tu cerebro, como conversar, poner tu música preferida y cantarla, toda distracción que te permita seguir mirando al frente, en el sentido de la marcha, ayudará a que no te marees.
  4. Siéntate delante. Tanto en el coche como en un autobús, los asientos delanteros se balancean menos. Si eres proclive a marearte, avisa a los demás ocupantes del coche para que te dejen ir a ti de copiloto.
  5. Raíz de jengibre. Está demostrado que la raíz de jengibre previene las náuseas, también las del mareo. Una infusión antes de salir de viaje te sentará de perlas. ¡Y es natural!
  6. Medicamentos. Si todo esto no te funciona, recuerda que también tienes medicamentos, como la clásica Biodramina o el Cinfamar. En cambio, aunque te parezca contradictorio, evita otros fármacos como el Motilium o el Primperán, pues son para otro tipo de náuseas.
  7. Pulseras antimareo. Hay división de opiniones sobre su efectividad, pero prueba si te funcionan. Se basan en la acupuntura, pues son pulseras elásticas con un botón rígido que debe situarse, apretado, unos tres dedos por debajo de la muñeca, para estimular el punto de acupuntura conocido como P6.

Como ves, son múltiples las soluciones y remedios sencillos que existen para evitar el mareo. ¡Esperamos que te funcionen! Cuéntanos tus experiencias y buen viaje!! 😉

 

 

Comparte si te ha gustado...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Deje su comentario

Comentario (obligatorio)

Usted puede usar estos tags HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (obligatorio)
Email (obligatorio)