Cómo alargar la vida de tu coche

Cómo alargar la vida de tu coche
Comparte si te ha gustado...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

¿Sabías que con sólo cambiar algunos hábitos en la conducción y en el mantenimiento de tu coche puedes alargar su vida y ahorrarte disgustos y dinero? Te vamos a dar algunos trucos para que tu coche se mantenga “sano” por muchos años

Según diversos estudios de la ANFAC y otros organismos, el 60% de los coches que circulan por las carreteras españolas tiene más de diez años. La media incluso la sitúan algunos informes en casi doce. Esto, sin embargo, no tiene por qué implicar que esos vehículos se encuentren en mal estado. Gran parte va a depender de cómo los cuides y cómo conduzcas. No sólo mejorarás tu seguridad en la carretera y alargarás la vida de tu coche, sino que, a la hora de adquirir uno nuevo, su valor será mayor.

Aquí te damos algunos sencillos trucos para que tu coche esté más años en plena forma

Haz las revisiones periódicas

Empezamos por lo que parece más evidente, pero que no todo el mundo cumple. No esperes a tener una avería para llevar tu coche al taller. Prevenir es la mejor medicina. Al igual que cuando tu coche está nuevo y no te saltas ninguna de las revisiones que recomienda el fabricante, continúa haciéndolas con la periodicidad que corresponda, durante toda la vida de tu coche.

Comprueba la presión de los neumáticos

Comprueba la presión de los neumáticos siempre que vayas a hacer un largo viaje, o un vez al mes. ¡Te sorprenderá lo que pueden durarte unas ruedas bien cuidadas!

Mide el nivel de aceite

Te sabes la teoría: en frío, en llano, con la varilla… Pero, ¿cuántas veces mides el nivel de aceite? Muchos no lo hacemos hasta que se nos enciende el testigo. Y la falta de aceite puede dañar muy seriamente el motor… Acostúmbrate a medirlo de forma periódica, y te ahorrarás disgustos y dinero.

Enciéndelo “con cariño”

Cuando enciendas tu coche, dale unos segundos antes de arrancar para asegurar que el aceite lubrique bien el circuito y alcance buena temperatura. Tampoco lo aceleres bruscamente los primeros minutos de conducción. Una buena lubricación, y a la temperatura adecuada, mantendrá tu motor mucho más tiempo.

El embrague,  a fondo y sólo para cambiar de marcha

Abandona el hábito de mantener pisado el pedal embrague cuando estás parado, por ejemplo, en un semáforo. Eso, aunque no te lo parezca, lo desgasta. Úsalo lo imprescindible, o sea, para cambiar de marcha. Y, cuando lo uses, písalo siempre a fondo para evitar que “rasque” la caja de cambios. La diferencia entre un uso adecuado de un embrague a un uso abusivo puede ser de hasta 30.000 kms…

No apoyes tu mano en la palanca de cambios

Una malísima costumbre que muchos tenemos. Cuando estás conduciendo y apoyas la mano, aunque sea levemente, sobre la palanca de cambios, estás ejerciendo presión sobre sus elementos, provocando su desgaste. Cambiar una caja de cambios es una de las averías más caras de un coche. Así que, ya sabes: las dos manos al volante, que además ganarás en seguridad

 Levanta el pie del freno

¿Necesitas frenar en un descenso? No es necesario que pegues tu pie al freno todo el rato. Llévalo a la velocidad que buscas, frenando lo suficiente, y reduce la marcha para no tener que mantener ahí el pie. De esta forma, alargarás la vida no sólo de discos y pastillas, sino del propio líquido de frenos.

No uses el coche “para ir a por el pan”

Muchos utilizamos el coche hasta para ir a por el pan a dos manzanas de casa. Los tramos tan cortos recortan la vida del coche, ya que cuando más “sufre” es cuando está frío, y más se desgastan las piezas.

No esperes a estar “en reserva”

No. No es un tópico. Es verdad que dejar que el depósito llegue a la reserva puede dañar el sistema de inyección, al permitir el paso de las impurezas que lleva el combustible, por muy refinado que esté. Las averías del sistema de inyección son, igualmente, de las más caras de reparar.

 Evita montar acera

Cada vez que montas acera, subes un bordillo, o incluso dejas tu coche estacionado sobre él, estás dañando tus neumáticos, e incluso, si lo haces de forma brusca, puede afectar a la alineación de las ruedas.

Cuidado con los badenes y bandas sonoras

Cuando te aproximes a un badén o una banda sonora, reduce la velocidad, pisa el freno antes. Si pasas bruscamente, a la larga dañarás la suspensión de tu vehículo.

Lava el coche con frecuencia

No es una cuestión de estética. Es mucho más. Lavar el coche con frecuencia evita, por un lado, la corrosión de la chapa, que durará más años reluciente. Y, por otra parte, eliminarás hojas, polvo y partículas que, de otra forma, acabarían llegando a los filtros y, por lo tanto, alargarás la vida de estos.

No escatimes en recambios

En tu taller saben perfectamente, por su experiencia, la vida útil que tienen las piezas de tu coche. No las “apures” hasta que haya una avería. Cambia las piezas cuando ellos te recomienden. Mención especial merecen, además de los citados filtros, las correas, especialmente la de distribución. Cambiar la correa de distribución es barato. En cambio, su rotura puede destrozar literalmente tu motor y suponer que te despidas de tu coche para siempre.

Revoluciones: ni tanto ni tan calvo

No es bueno ni llevar el coche muy revolucionado, ni lo contrario. Lo primero, te hará gastar mucho combustible, pero lo segundo puede provocar acumulación de carbón en el motor. Recuerda un truco: no lleves nunca el coche por encima de 3.000 rpm ni por debajo de 1.500.

Di adiós a la conducción brusca

Te encantan las carreras de coches, pero ni eres piloto de Fórmula 1, ni estás disputando una competición desde la pole de ese molesto semáforo en rojo para arrancar a toda velocidad. Evita todo tipo de movimientos bruscos: acelerones, frenazos, “trompos” para tomar una curva… Cuanto más fluida y constante sea la conducción, menos sufre tu vehículo.

 

Siguiendo todos estos consejos, te sorprenderá cuánto, y en qué buen estado, vivirá tu vehículo… Y, recuerda, cuanto más lo cuides, más te protegerá, a ti… y a tu bolsillo

 

Comparte si te ha gustado...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Deje su comentario

Comentario (obligatorio)

Usted puede usar estos tags HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (obligatorio)
Email (obligatorio)