Cadenas de nieve: cuándo y cómo usarlas

Cadenas de nieve: cuándo y cómo usarlas
Comparte si te ha gustado...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Este invierno, la nieve ha tardado más que de costumbre en aparecer. Por eso, creemos conveniente recordaros aquí la recomendación de llevar cadenas para la nieve, si vas a emprender una viaje, por si las necesitas. Y, sobre todo, explicarte cómo debes usarlas.

Aunque cada vez se adoptan más medidas para que en las principales carreteras –sobre todo, autovías y autopistas– no se forme nieve, en muchas otras carreteras, en esta época del año, es algo inevitable. Por eso, si vas a emprender un viaje en los meses de frío, deberás llevas en tu coche unas cadenas de nieve… y saber cómo usarlas.

¿Qué cadenas me convienen?

La primera pregunta que nos surge es qué cadenas debo llevar, pues hay nada menos que cuatro tipos diferentes: las clásicas de metal (normalmente acero), las textiles (de tela, como su nombre indica), las compuestas o de red (combinan las dos anteriores) y las semiautomáticas, que salvo en zonas montañosas que están casi siempre nevadas no suelen usarse.

Sea cual sea la que uses, es muy importante que compruebes que son las adecuadas al tamaño de tus neumáticos, pues las hay de diferentes tamaños.

Nos vamos a centrar aquí en las dos primeras, por ser las más usadas.

Vehículo con cadenas textiles

  • Cadenas textiles o de tela. Presentan la ventaja de que son muy fáciles de colocar; permiten circular más rápido que las convencionales, dañan menos el vehículo y no interfieren con el funcionamiento de sistemas de estabilidad y seguridad como el ABS. Por la contra, son menos duraderas que las de metal, y menos resistentes. ¿Nuestro consejo? SI no tienes mucha experiencia en circular con nieve, y es algo que te sucede de forma esporádica, es la solución idónea para ti.
  • Cadenas metálicas. Normalmente, están formadas por eslabones de acero, que forman una especie de red que envuelve el neumático. Las hay normales y reforzadas, según tus necesidades. La ventaja, es que son baratas y muy duraderas y resistentes. Si las mantienes bien –lavándolas tras cada uso– te durarán toda la vida. La desventaja es que la conducción será más incómoda –notarás vibrar mucho el vehículo–, y son más difíciles de colocar. Por todo esto, si vives en una zona donde la nieve es frecuente, podría ser la solución óptima para ti, ya que es prácticamente imposible que rompan.

Coche con cadenas de nieve metálicas

¿Cuándo montarlas?

Debes montar las cadenas sólo cuando es asfalto esté cubierto de nieve, nunca antes, pues no sólo dañarías la cadena en sí, sino el propio neumático e incluso la suspensión del coche.

De esta forma, si está empezando a nevar pero no ha «cuajado», no debes colocarlas, sino extremar la precaución al volante, como sucede con la lluvia. De hecho, es probable que, si nieva poco, no necesites poner las cadenas, y menos si circulas por carreteras principales, donde suelen echar sal para prevenir la formación de nieve y hielo.

¿Cómo montarlas?

Éste es el punto más complicado para muchas personas. Y, por eso, hemos querido buscar unos vídeos donde se explica perfectamente cómo montar cada tipo de cadenas.

Eso sí: es muy importante que, para hacerlo, detengas el coche en una zona segura –nunca en una curva, para que te vean bien los demás coches–, colocar los triángulos de seguridad, y activar las luces de emergencia. ¡Y ponerte guantes!

Tienes que tener en cuenta, igualmente, que las cadenas se colocan siempre en las ruedas motrices, de modo que si tu coche es de tracción trasera deberás colocarlas en los neumáticos de atrás, y si es de tracción delantera, en los del eje de delante. Los de tracción a las cuatro ruedas, normalmente deben colocarlas también en el eje trasero.

Montaje de las cadenas de tela

Como podéis ver en el vídeo de Erma –distribuidor cuyas cadenas textiles comercializa Recalvi–, las cadenas de tela son muy sencillas de colocar

Montaje de las cadenas metálicas

En el caso de las metálicas, es un poco más complicado, pero desde RACE nos lo explican perfectamente. Además, en cuanto cojas práctica, te parecerá pan comido

¿Cómo conducir con cadenas?

¡Interesante pregunta! Ya tienes tus cadenas colocadas en las ruedas motrices, y ahora toca echar a andar… Lo aconsejable es que arranques suavemente, a ser posible en segunda, y que lleves marchas largas durante todo el trayecto.

Una vez en la carretera, lo primero que debes saber es que no podrás hacer movimientos bruscos, y evitar acelerones y frenazos, lo que te será fácil dado que no es aconsejable circular a más de 40 kms/hora…

Y, muy importante, recuerda quitar las cadenas en cuando desaparezca la nieve, y –sobre todo si son metálicas– lavarlas con agua caliente y secarlas antes de guardarlas para el próximo uso.

Si necesitas comprar unas cadenas, en el Grupo Recalvi comercializamos diversos modelos, tanto de las textiles como de las metálicas. Concretamente, de tela comercializamos las marcas Grip y Drivetex, y reforzada la de Trendy.

En cuanto a las metálicas, distribuimos la marca VIP con cadenas de hierro, y las reforzadas –muy recomendables para vehículos 4×4, SUV, furgonetas e industriales– la Ideal TR.

¡Que nada te impida viajar seguro!

 

Comparte si te ha gustado...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deje su comentario

Comentario (obligatorio)

Usted puede usar estos tags HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (obligatorio)
Email (obligatorio)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.